Aspectos Estratégicos (10)-Selección de Intermediario Financiero (II)

Buenos días, y gracias por volver a mi blog,

En primer lugar me gustaría agradecer vuestras visitas porqué, si todo va bien, hoy podríamos superar las 70.000 visitas a este modesto blog desde que empezamos “de verdad” hará unos 8 meses… gracias, y camino de las 100.000!!

Hoy en el post del viernes de cada semana, dedicaremos un pequeño espacio a acabar un tema que ya empezamos hace unos días.

En un post anterior explicábamos cómo seleccionar un intermediario financiero para llevar a cabo nuestras  inversiones.  Las tres reglas básicas para escoger un intermediario financiero eran:

  • 1-¡Qué ofrece! Creo que los más importante cuando seleccionamos un intermediario financiero (“broker”) es tener en cuenta qué servicio ofrece cada broker. Os recomiendo revisar este post.
  • 2-¿Qué necesito?
  • 3-¿Quién realizará las operaciones?

Hoy intentaremos contestar a las preguntas 2 y 3.

¿Quiero realizar operaciones en renta fija y renta variable? ¿O sólo renta variable? ¿Quiero únicamente depósitos? ¿O quiero todo tipo de productos bancarios? Quiero un asesoramiento profesional y de calidad en la gestión de mis inversiones, o por el contrario sólo quiero un broker para hacer mis pinitos y mis operaciones en bolsa? ¿Quiero utilizar el intermediario financiero para bolsa nacional, internacional, futuros, derivados…? ¿Quiero tener un experto a mi lado que me oriente y asesore, o me conformo con alguien que me explique y venda sus propios productos? ¿Me basto para realizar las inversiones, o prefiero tener un apoyo profesional?

Las respuestas a las preguntas anteriores son múltiples y personales, pero, después de mi experiencia debo decir que, lo que todo cliente necesita es una inversión global, equilibrada, sensata, profesional e independiente:

1-Global: debo preocuparme por todo mi patrimonio, y no sólo por un producto, o por un dinero determinado: nuestra mente tiende a edulcorar nuestros resultados parciales (gané un 30% en tal operación!), de forma que debemos gestionar globalmente nuestra cartera para evitar sustos (en la declaración de la renta te das cuenta que sólo ganaste con esa operación del 30%). Para ello yo recomiendo ir hacia la banca privada, banca personal o banca patrimonial, entendiendo como tal un servicio de alta calidad, alta especialización, y visión global de nuestro patrimonio. Este tipo de servicio te lo ofrecen en diferentes entidades a partir de cierto volumen de inversión (30.000-300.000Euros), de forma que, o ponemos el dinero exigido, o debemos hacernos nosotros la gestión patrimonial (yo soy partidario de la segunda opción siempre que se haga caso de los puntos que establecemos a continuación).

2-Equilibrada: significa bien diversificada. Para ello, seguramente necesitaremos escoger no una sino diferentes instituciones que nos permitan realizar operaciones en renta fija, depósitos, bolsa, derivados… de acuerdo a nuestras necesidades. Lo mejor es operar con varios intermediaros financieros en función de las diferentes necesidades y objetivos de nuestra cartera, y de los productos que estén ofreciendo en cada momento. De esta forma, nos será más fácil comparar productos, estrategia recomendadas, carteras modelo, etc.

3-Sensata: sensato desde un punto de vista económico, sin grandes apuestas, ni grandes riesgos, que a la práctica se acaban traduciendo en grandes pérdidas. Sensata significa sin prisa, con tiempo para tomar decisiones, con una estrategia clara y a poder ser, a largo plazo. La mayoría de inversores creen que operando más y más, teniendo más tiempo real, pagando por hacer intradías, realizando muchas operaciones de compra y de venta, ganarán más dinero. Esta idea es totalmente falsa, y ha sido expandida precisamente por las instituciones financieras, pues ellas sí ganan más dinero como más opere el cliente. Está demostrado a través de estudios de prestigio (Barber_Odean_2000) que operar mucho es totalmente perjudicial para el cliente, y que sólo gana la entidad con la que operas. Lo que necesitamos es seleccionar bien nuestras inversiones… y eso se hace si son pocas y meditadas. Huyamos siempre que podamos de la inversión altamente especulativa, que sólo debería estar en manos de profesionales (muchos de los cuales, no se engañen, también se arruinan), y huyamos de aquellos productos que no entendamos, que no sepan explicarnos bién, o de los que no podamos valorar correctamente los riesgos. Sensata significa tomar las decisiones con toda la información disponible sobre la mesa (algunas instituciones financieras sólo nos dan cuatro panfletos de un producto, eso sí, cuando toca firmar salen “tochos” de 30 hojas), y basando las decisiones en el sentido común. Sensato significa comentar el mismo producto con distintos profesionales para que nos den su opinión y sus dudas.

4-Profesional e independiente: orientada por profesionales formados, con experiencia, y con independencia, de forma que no me coloquen lo que ellos quieren, sino lo que yo necesito como cliente. Este elemento es uno de los más esenciales,  rodearse de profesionales independientes que realmente se preocupen (y cobren!) por el rendimiento de nuestra cartera (y no de que operes, operes, operes y generes comisiones para ellos). En esta línea es muy importante tener en cuenta las EAFIs, empresas de asesoramiento independiente que se están abriendo paso en nuestro país. Tenemos que recordar siempre que los profesionales de las diferentes entidades (sean cajas, bancos, sociedades de valores…) cobran por las operaciones o productos que contrates con ellos, de forma que (en función de su ética y la presión que tengan para llegar a objetivos), te venderán los productos que más les interesen a ellos, lo que suele significar que son los que menos nos interesan como clientes y los menos rentables. ¡Cuidado con esto! Evitar que nos coloquen un mal producto es más importante que escoger el broker más barato, o que nos cobren el mínimo de comisiones con nuestra operativa, o que seleccionar el mejor producto del mundo… y en esto, en evitar que nos “engañen” juega un papel esencial nuestro “asesor independiente”. Rodearnos de profesionales independientes que “cobren” en función de nuestros resultados tambien permite alejarnos  de no pocas entidades y profesionales que no ofrecen ningún valor en sus recomendaciones…

Un saludo y hasta la próxima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s